¿ASTENIA PRIMAVERAL? La quinoa, tu gran aliada

La astenia primaveral es lo que conocemos comúnmente como cansancio.

Esta no es una enfermedad, si no es un síntoma que aparece con el cambio de estación y  que repercute negativamente a la hora de afrontar nuestro día a día. Se suele deber al cambio horario, a un mayor número de horas de luz y a un aumento de las temperaturas.

Este cuadro se caracteriza por:

  • Cansancio y falta de energía.
  • Apatía y perdida de apetito.
  • Alteraciones del sueño y cambios en el estado de ánimo.
  • Dolor de cabeza y mal estar general.
  • Pérdida del deseo sexual.
  • Pérdida de memoria y disminución de la concentración.

No te preocupes, este desaparecerá por sí sólo en unas semanas, aunque si además tienes alergia primaveral, puede que te dure un poquito más.

¿te sientes identificad@?

Incluye la QUINOA en tu dieta

La quinoa es un pseudocereal que te aporta energía, fibra, minerales, vitaminas y gran cantidad de proteínas vegetales.

¿Cómo podemos encontrarla?
1. Grano, se cuece en 20 minutos o incluso lo podemos encontrar ya preparados por si tenemos poco tiempo.
2. Copos, se cuecen rápidamente y podemos añadirlos a ensaladas, sopas o mueslis.
3. Molida en sustitución de la harina tradicional de maíz.
4. Semillas geminadas, para añadirlas a tus ensaladas y licuados
5. Ya comercializadas como leche vegetal

Además de aportar energía, ¿que personas se pueden beneficiar de ella?
Celiacos, ya que no contienen glúten.
Vegetarianos, ya que son 100% vegetales.
– Personas que quieren controlar su peso, ya que al tener fibra vegetal, tiene un alto poder saciante.
Estreñidos, por su alto contenido en fibra.
Diabéticos, ya que tiene un bajo porcentaje de azúcares simples.

¡Receta!
Calabacines rellenos de quinoa con atún

Ingredientes
Quinoa
Calabacín
Atún
Queso de cabra semicurado

1. Hierve la quinoa con abundante agua y una pizca de sal.

2. Mientras abre los calabacines por la mitad y vacíalos con una cucharita.

3. Mezcla la carne del calabacín con un poco del aceite del atún y sofríela unos minutos. Apártala del fuego y mézclala con el atún desmigado y la quinoa hervida.

4. Enciende el horno a temperatura fuerte unos 10 minutos y cuando esté caliente introduce las mitades de los calabacines cubiertos con papel de aluminio para que no se quemen. Bajar la temperatura a 100ºC y retirarlos cuando estén tiernos (aprox. 20 minutos).

5. Rellena con esta mezcla los calabacines y espolvoréalos con queso rallado (opcional, no aconsejable si quieres perder peso).

6. Mételo de nuevo en el horno y gratínalo.

¡ Y comienza la primavera con mucha energía!

 
2018-04-05T14:09:12+00:00

Deje su comentario

Este formulario recopila tu nombre, correo electrónico y página web para que podamos realizar un seguimiento de los comentarios dejados en la web. Para más información revisa nuestra Política de privacidad, donde encontrarás más información sobre dónde, cómo y por qué almacenamos tus datos.